Caernarfon
Ciudad dominada por la imponente maza del famoso Castillo; los muros que lamen el agua, el color bianquesino a rayas alternadas de las piedras y el azul del agua crean un cuadro de profunda sugestión a parte de la “prensa de hierro” pretendida por Eduardo I para tener bajo control al pueblo Galés.